top of page

La pandemia y los “Supercampeones” inspiraron la creación del Club Oliver de Calama

Su entrenador y fundador, Mauricio Olivares, nos contó su experiencia en el deporte que tanto lo apasiona que es el fútbol, y aseguró que su sueño es seguir inspirando a nuevas generaciones a través de este club deportivo, el cual día a día continúa creciendo.

Ligado desde siempre al deporte dada su pasión por el fútbol, Mauricio Olivares es actualmente director técnico y personal training del Club Oliver de Calama, escuadra cuyo nombre nació desde una inspiración particular que tuvo este entrenador, quien además es el fundador de este equipo formativo.


“Todo comenzó cuando me fui de Calama ligado al deporte, estuve mucho tiempo jugando al fútbol en segunda y tercera división y mi inspiración en el deporte fue Oliver Atom, de esos dibujos animados llamados los ‘Supercampeones’, así que para inspirar a otros muchachos y por amar tanto este deporte, le puse ese nombre al club”, relató Olivares, quien complementó su idea de cómo se materializó el surgimiento de este novel equipo de fútbol.


“Todo se inspiró cuando comenzó la pandemia, y el que me cautivó para hacerlo fue mi hijo. Él me decía, ‘papá siempre jugamos nosotros dos, tú jugaste, te gusta el deporte, por qué no incentivar a otras personas, a otros muchachos’, y gracias a él se inició esto, se abrió la inscripción por redes sociales y nunca pensé que iban a llegar tantos muchachos a querer entrenar. Fue hermoso, y ahora ver que tenemos más implementos y más cositas nos pone muy contentos”, agregó el entrenador que reconoce lo difícil que es triunfar en este deporte.


“La etapa del deporte es compleja, y en mis tiempos creo era más difícil, era muy complicado que jugaran futbolistas desde las canteras. En su momento tuve que viajar afuera, jugué un tiempo en Atlético Tucumán en Argentina, pero igual es complejo el fútbol. Es lindo, pero es complejo, más si no hay muchas oportunidades, y todo lo hice por cuenta propia, no tuve apoyo, y que lindo que ahora Cormudep nos apoye para incentivar el deporte sobre todo a los más jóvenes”, recalcó Olivares luego de ser beneficiado con implementos deportivos entregados por la corporación del deporte de Calama para seguir con su trabajo formando nuevos jugadores.


“Nosotros trabajamos con un grupo reducido respetando los protocolos de seguridad. Compré implementos por mi cuenta para este efecto, tenemos termómetro, alcohol gel, y bueno, para poder trabajar cuando estaban todos los complejos cerrados pedimos un permiso, una autorización en un complejo en Yarú, Chunchuri Bajo, y ahí en una cancha de tierra hemos entrenado por grupos y todo para que no se perdiera el deporte y tratar de luchar y ganarle a esta pandemia”, destacó el entrenador, y valoró algunas promesas que identifica en su escuadra.


“En total somos 25, y nos hemos dividido en muchachos entre los 10 a los 18 años. Ahí hay varias promesas, como el caso de un muchacho que, desde Cochabamba, por The Strongest, en Bolivia, quieren llevárselo. Le hemos enviado videos a ese club, y se trata de un muchacho que tiene mucho potencial. Acá en Calama igual si Cobreloa quiere ver a los jugadores ahí está la opción también, pero como le dije, creo que hay muy buenos deportistas y esperamos que esto siga, y que en general nos vean a nosotros como una ventana para el mundo y que Calama se represente no solo como la minería sino como una gran carta de deportistas en todo aspecto”, puntualizó Mauricio Olivares, un hombre que sueña con ver triunfar a alguno de sus pupilos en el fútbol mundial.












141 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page